Eventos corporativos: las claves para garantizar su éxito

En materia de eventos corporativos hay una amplia variedad existente. A grandes rasgos, podríamos clasificarlos en dos tipos: internos y externos. En esta oportunidad, nos enfocaremos en lo referente a estos últimos y en los factores que resultan determinantes para su éxito.

En primer término, se debe tener en cuenta el objetivo y la respuesta que se espera obtener al realizar el evento. En este sentido, la meta concreta debe ser clara, más allá del formato en que la actividad vaya a ser realizada.

Una vez logrado lo anterior, será el momento de definir cuáles serán las actividades a realizar. Aquí, será de vital importancia llevar una agenda organizada de todo lo que tendremos y los momentos en los cuales se llevará a cabo cada actividad.

En el caso de seminarios, por ejemplo, es recomendable hacer presentaciones que permitan al público interactuar, favoreciendo que las personas se conozcan entre sí e incentivando un ambiente cómodo que incentive la participación. De igual forma ocurre en el caso de llevar a cabo una feria.

Si se trata de un evento para promover el trabajo en equipo, lo ideal será tener actividades lúdicas que propicien la participación. Por su parte, en una reunión, es importante que exista una agenda detallada de los puntos a tratar y de los cuales se necesita llegar a un consenso.

Sea cual sea el caso, las actividades deben ser concebidas de la manera más detallada posible. Todo esto, sin dar pie a la improvisación, lo cual podría afectar seriamente la imagen de la empresa, poniendo en tela de juicio su seriedad y credibilidad.

Ante todo, se debe recordar siempre que un evento, más que brindar entretenimiento y/o ofrecer productos y/o servicios, son una gran oportunidad para presentar la imagen de la empresa. Esto puede ser un factor decisivo para garantizar el éxito, atraer nuevos clientes y fidelizar a los que ya lo son.

Recent Posts